Despejando El Desorden En El Limbo Del Confinamiento:

“El Reino Unido se ha vuelto loco por la limpieza profunda”. Así fue como el columnista del Sunday Times, Jon Ungoed-Thomas, describió el 26 de abril la repentina y creciente demanda de quitamanchas para alfombras, detergentes para lavadoras y productos desinfectantes como la lejia . Nombró como ejemplo los miembros de Mumset, el sitio web para padres, que han utilizado las varias semanas de reclusion estipuladas por el gobierno britanico para arreglar sus hogares, quitar la cal en sus banos, pulir los dispositivos portalamparas, pasar la aspiradora detrás y debajo de los sofás y fregar los zócalos con una esponja. Y sobre todo : Archivar o descartar el papeleo acumulado desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, decidir exactamente lo qué se deberia o no tirar y luego cómo deshacerse de estos montones de basura acumulada, ha representado un gran desafío, sobre todo porque muchos depósitos municipales de reciclaje y desechos han sido cerrados debido a la escasez de personal causada por el virus y también porque ha habido restricciones para entrar a los que han permanecido abiertos.

Barbara Hemphill, la autora estadounidense de “Organizando Papeles En Casa”, ha observado que, a pesar de toda nuestra tecnología, esto siguen siendo un problema significativo para muchos domicilios, donde pueden encontrarse esparcidos sobre la mesa de la cocina o metidos en cajones y armarios. En su libro, ofrece consejos sobre qué guardar y dónde, además “lo más importante, cómo encontrar lo que busca cuando lo necesita”. El sitio web de la revista Saga igualmente señala que el dilema que todos enfrentamos es que depender completamente de datos digitales puede ser arriesgado ya que cualquier cosa retenida en un PC es vulnerable a ser eliminada por el malware, borrada accidentalmente o accedida sin autorización.

La consejera “Sra. Limpia” en “aseodomesticocentral.com” nota que, precisamente porque las computadoras se bloquean y la información puede perderse irremediablemente, muchos de nosotros seguimos imprimiendo documentación personal y financiera con la intención genuina de encarpetarla para referencia futura. En la práctica, gran parte termina mezclada con las “pilas de trastos” que abarrotan nuestros escritorios y se desbordan en el piso. Recomienda que eliminemos inmediatamente todos los periódicos, catálogos y material publicitario no solicitados sin siquiera mirarlos y despues colocar correspondencia válida, como las relacionadas con temas comerciales o financieros, en “clasificaciones apropiadas “.

El asunto luego se convierte en qué constituye exactamente “información esencial” y cuánto tiempo debe conservarse. El Inspector de Hacienda Britanica (HMRC) especifica que, siempre que completemos nuestra declaración de impuestos dentro del plazo cada año (antes del 31 de enero), solo necesitamos mantener los registros de los 22 meses anteriores. Saga aboga por extender esto por lo menos a dos años en caso de que el HMRC requiera más detalles tales como facturas de servicios públicos, recibos de sueldo, ingresos por pensiones, extractos de cuenta bancarios y ganancias de capital. En cambio, alguien que trabaje por cuenta propia debe, además, quedarse con documentos como facturas, recibos, comprobantes de dividendos y declaraciones de intereses devengadas con bancos o sociedades de ahorro y prestamo, por un mínimo de seis años.

El sitio web de Saga publica una lista de lo que considera que nunca deben destruirse, entre otros certificados relacionados con calificaciones académicas y profesionales, nacimiento, matrimonio, adopción, seguro nacional, medicamentos, inmunización y pasaportes, anteriores y actuales. Saga incluye en esta categoría las garantías de los fabricantes para un nuevo televisor, lavavajillas o vestuario, porque “incluso cuando se hayan pasado el limite oficial, quizas sera posible obtener un reembolso o un reemplazo si puede demostrar que el producto estaba defectuoso en la fecha en que lo compró, y también seria útil si decide venderlo ”.

Una consideracion adicional es que, si ha efectuado alguna reparación en su casa, tal como instalación de una nueva ventana o renovación de la cocina, un posible comprador querra ver evidencia del trabajo realizado o prueba del permiso del ayunatamiento. Aunque la mayoría de las viviendas están apuntadas en el Registro de la Propiedad, “los procedimientos de traspaso de hace mucho tiempo, no siempre figuran en sus entradas electrónicas y por lo tanto, solo se puede acceder a ellos mediante documentos antiguos”.

Alguna otra cosa que haya expirado (“inclusive colecciones de boletos de avión usados”), en opinión de “suyo.co.uk/vida/dinero” y “El Hogar Feliz”, debe ser “eliminado” sin sentimiento o nostalgia. La organización de protección al consumidor “Cual”, sin embargo, advierte a aquellos embarcados en esta tarea formidable, de no botar nada que contenga su nombre, dirección o elementos financieros, sin antes destruirlo . Una encuesta reciente de 1,228 de sus socios reveló que “un impresionante 84% de ellos posee una trituradora de papel”, principalmente porque proporciona “la primera línea obvia de defensa contra el fraude de identidad.

Todos deberíamos estar muy conscientes, declara la Sra. Limpia, que los ladrones de identidad con frecuencia escudriñan los contenedores de desperdicios en áreas residenciales en busca de documentos con nuestra información privada. Sugiere que cortemos nuestras tarjetas de crédito con unas tijeras, para que no se puedan reconstruir de nuevo de una manera reconocible, aunque esto probablemente podría lograrse de manera más efectiva con los últimos modelos de trituradoras, revisadas ​​por el colaborador de “Cual” Andrew Laughlin, que no solo pueden manejar CDs y DVDs, sino que también tienen ranuras especiales para demoler tarjetas de crédito.

“Cual” reconoce que este método aparentemente ideal para proteger materia confidencial no es tan simple como parece: Muchos municipios no recogeràn residuos triturados, sosteniendo que las piezas pequeñas y las fibras de papel pueden atascar la maquinaria en las plantas de reciclaje. Además, según el ex director asistente de mantenimiento ambiental del Consejo de Cheltenham, Rob Bell, citado por el periodista del Daily Mail, Luke Salkeld, “el papel picado se levanta por el viento cuando se lo lleva al camion y se desperdigan en las calles circundantes”.

“TriturarEnCasaUK” ofrece lo que retrata como la solución perfecta: Durante el confinamiento nacional continuará enviando sus 2, 5 y 10 “paquetes ecologicos” pedidos en línea por sus clientes a traves del país, quienes deberían “llénarlos a su propio ritmo y prepararlos para la recolección cuando se reanuden las operaciones normales ”.

Filed under: Salud, Sociedad | Posted on April 30th, 2020 by admin

Comments are closed.

Categories

Recent Posts

Archives

Copyright © 2020 Colin D Gordon. All rights reserved.