Nuevos Heroes: Los Smartphones Contra El Coronavirus:

“Podrían salvar al mundo en la guerra con la pandemia”. Este fue el titular inprobable del boletín emitido el 20 de marzo por Noticias de Salud Kaiser (KHN), una organización ubicada en San Francisco, California. Sorprendente, porque muchas evaluaciones recientes de los smartphones parecen haberse centrado tanto en el daño percibido que estos aparatos causan al bienestar de los usuarios como en todos los muchos beneficios que brindan a la sociedad.

Por ejemplo, el contribuyente del Metro, Jeff Parsons, el 19 de febrero, destacó el ultimo estudio realizado por la Universidad de Heidelberg en Alemania que sugirió que nuestra presunta adicción al desplazamiento ilimitado y notificaciones sin fin podrían modificar la forma de nuestros cerebros.

Del mismo modo, Sean Coughlan, corresponsal de educación y familia para las Noticias BBC, el 29 de noviembre citó las estadisticas emitidas por “Psiquiatria BMC” sobre el “uso problemático” de los moviles de los jóvenes. Estos indicaron que el 23% de los encuestados experimentan ansiedad si no pueden usar su teléfono, un fenomeno conocido como “nomofobia” (el miedo a estar sin su movil) y pasan tanto tiempo en él que perjudican sus otras actividades

Un informe publicado por Ofcom, el regulador de comunicaciones, confirma que el Reino Unido se ha convertido en una “nación de smartphones”. Se estima que 75% de la población del país posee uno, empleandolo durante un promedio de 2 horas y 28 minutos cada dia (el doble que con computadoras portátiles y PC) para navegar por internet, acceder a las redes sociales, efectuar operaciones bancarias,comprar en línea y busquedas informales.

Esto aumenta a 3 horas y 14 minutos al día entre los jóvenes de 18 a 24 años. En consecuencia, el 72% de los adultos dice que su movil es su dispositivo más importante para acceder al internet, el 71% dice que nunca apaga su teléfono y el 78% dice que no podría vivir sin el. El comentarista de la empresa analitica ComScore, Ryan Whitwam,ha notado que los datos mas impresionantes de su compania manifiestan que, debido a los avances en hardware y software, uno de cada cinco millenials ya ni siquiera necessita ordenadores de escritorio.

Nada de esto molesta al periodista canadiense, Jesse Brown. En un artículo para ” Vida de Toronto” , aceptó que “la atracción de nuestros brillantes rectángulos es difícil de resistir”, pero considera que el desafío no es resistirlos, sino reconciliar la conectividad digital constante con ser humano: “La tecnología es algo que hacemos y usamos, no algo hecho a nosotros ”.

El profesor Jon Crowcroft del Instituto Alan Turing, está evidentemente de acuerdo. El 18 de marzo, declaró que los científicos, el NHS (Servicio Nacional de Salud) y sus contrapartes en todo el mundo deberían reclutar urgentemente a los smartphones y a sus propietarios para recopilar datos inestimables sobre la pandemia en desarrollo, lo que podría proporcionar información crucial sobre cómo está evolucionando y ayudar a organizar el contraataque.

Como señaló KHN, los funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han instado a los hospitales y clínicas a ampliar su uso de los servicios de telesalud a través de los moviles para tratar a los gravemente enfermos y mantener bien a “los inquietos” fuera de las instalaciones médicas ya abarrotadas.

Dan Hanfling y Tara O’Toole, médicos especialistas de la firma de informacion tecnologica estadounidense In-Q-Tel, enfatizaron en el Washington Post el 13 de marzo que las herramientas digitales de salud, incluidas la telemedicina y las aplicaciones de mensajería basadas en smartphones pueden y deben desempeñar un papel importante en la lucha contra Covid-19. Además, esto promovería el “distanciamiento social” (disuadir a las personas de congregarse) requerido para limitar la proliferación comunitaria de la enfermedad, un factor clave reconocido por el primer ministro británico Boris Johnson el 20 de marzo cuando anunció el cierre de restaurantes, pubs, bares, clubes ,cines, teatros, gimnasios y otros lugares similares a lo largo del Reino Unido.

El columnista del Observador, John Naughton, subrayó en el periódico el 15 de marzo que “una de las cosas que diferencia a esta epidemia de sus predecesores es el dominio de las redes sociales en el mundo de hoy”. El 21 de marzo, el editor de medios para el Guardian, Jim Waterson, en su evaluación de los intentos de WhatsApp de deshacerse de su reputación como “un centro de desinformación sobre el virus”, reconoció que este servicio, a pesar de su imagen como fuente de aseveraciones no verificadas, sin embargo, “se ha vuelto invaluable para muchas comunidades organizadoras y se ha convertido en una plataforma para donde compartir humor en tiempos sombrios”.

Como Mark Jackson de Ispreview.co.uk le dijo a la edición de la revista Economist del 21 de marzo, todavía podría ocurrir “hipos” con las redes móviles, porque generalmente se adaptan a un nivel de tráfico de datos más bajo que el de la línea fija banda ancha. Por lo tanto, las personas que dependen de la banda ancha móvil pueden experimentar retrasos ocasionales y algunas aplicaciones podrían tener dificultades inicialmente debido a la carga adicional en el sistema.

Filed under: Prensa, Salud | Posted on March 26th, 2020 by admin

Comments are closed.

Categories

Recent Posts

Archives

Copyright © 2020 Colin D Gordon. All rights reserved.