La Crisis Del Desperdicio De Alimentos:

Cuando ingresa al supermercado para sus compras, ¿selecciona los artículos que están al frente de los estantes? Lo más probable es que busque automáticamente los productos que se encuentran en la parte posterior, que tienen fechas más largas de expiración, que marcan: “consumir de preferencia antes”, “uso por” y caducidad . Según una investigación realizada por la Federación Nacional de Institutos de las Mujeres (NFWI), informada por ITV News en mayo, menos de la mitad de las personas encuestadas entienden el significado “de preferencia antes” o “mejor antes”, una descripción que indica que la comida podría no estar en su “calidad óptima” después de la fecha especificada, pero todavía es aceptable para comer.

Como Mark Little, el “Jefe de Desperdicios de Alimentos” para la cadena de supermercados Tesco dijo al ITV, muchos de sus clientes encuentran confusos los diferentes códigos de fecha en los empaques, por lo que basan su decisión de comprar o no un producto por su apariencia en lugar de la etiqueta. El resultado es que el supermercado a menudo tenga que desechar alimentos perfectamente comestibles, especialmente, al parecer, las frutas y verduras. El 8 de octubre, la corresponsal de asuntos del consumidor del Guardian, Rebecca Smithers, citó estadísticas emitidas por el organismo asesor del gobierno “WRAP” (Programa de Acción de Residuos y Recursos) indicando que aproximadamente 7,3 millones de toneladas de alimentos en los hogares, por valor de £13 mil millones, se tiran cada año en el Reino Unido, de las cuales 4,4 millones de toneladas aún podrían comerse, pero por el contrario se colocan en el basurero.

Smithers se ha centrado constantemente en este tema: El 6 de octubre, describió como “chocante” el desperdicio diario de 24 millones de rebanadas de pan en Gran Bretaña y el 25 de septiembre publicó la estimación de las Naciones Unidas de que un tercio de los alimentos mundiales (aproximadamente 1.3 mil millones de toneladas calculadas por la FAO, la Organización para la Agricultura y la Alimentación), se despilfarran, mientras que una de cada nueve personas a traves del mundo permanece desnutrida. Los principales supermercados del Reino Unido, señaló, se les ha culpado por contribuir a la montaña de residuos del país “al atenerse rígidamente a las especificaciones de calidad y rechazar rutinariamente los deformes pero comestibles productos cultivados por los proveedores”.

En mayo, Tesco respondió a esta crítica eliminando las fechas recomendadas de aproximadamente 70 de sus líneas de frutas y verduras y este mes (como se reveló en el artículo de Smithers del 8 de octubre) anunció que abolirá las etiquetas de fecha de otros 116 artículos, incluyendo manzanas, naranjas, repollos y espárragos. Aunque Tesco ha descrito esta accion como una confirmación de su compromiso de reducir el desperdicio de alimentos aptos para el consumo humano, algunos escépticos pueden descartarlo como otra estrategia para aumentar sus venta y así incrementar sus ganancias.

El NHS (Servicio Nacional de Salud) ha intentado proporcionar una aclaración de la terminología del etiquetado de los alimentos. En su sitio web, explica que las fechas de “uso por” son para comida que se deterioran rápidamente, como pescado ahumado, productos cárnicos y ensaladas ya preparadas. Advierte contra el consumo de alimentos o bebidas después de la fecha especificada. “Podría poner en riesgo su salud. Se debe seguir todas las instrucciones, como “comer dentro de los 3 días de la apertura”. En cambio, las fechas “mejor antes”, que aparecen en una amplia gama de alimentos congelados, secos, enlatados y otros, se refieren a la calidad, no a la seguridad. “Cuando se pasa la fecha, no significa que la comida sea dañina, pero podría comenzar a perder su sabor y textura”.

Hay, el NHS enfatiza, criterios especiales para los huevos: Tienen una “vida útil” de solo 28 días, por lo que, por ley, deben llegar al consumidor en un plazo de 21 días desde cuando fueron puestos por las gallinas. Después que caduque la fecha “mejor antes”, la calidad de los huevos se estropea rápidamente : “Si hay alguna bacteria salmonela presente, podrían multiplicarse a niveles altos y enfermar a la persona”. El periódico Sun considera que las etiquetas “mostrar hasta” y “vender por” son bastante menos significativas para los compradores: El propósito de estas, afirma, es ayudar a los empleados de la tienda cumplir con sus trabajos.

Mientras tanto, el sitio web del gobierno “www.food.gov.uk” advierte a los consumidores que no confíen en “la prueba del olfateo”. La comida puede verse y oler bien aun después de su fecha de vencimiento, declara, pero eso no significa que sea seguro comerla. Podría estar contaminado. A pesar de este aviso, el Director Ejecutivo de Morrisons, Dalton Philips, admitió al periodista del Daily Mail, Darren Boyle, que cuando el esta en casa, a veces depende más en la “prueba del olfato” que las fechas en los paquetes. De hecho, los jefes de otros grandes minoristas como Waitrose, Marks & Spencer, Tesco y Sainsburys también han reconocido en la encuesta relatado por Boyle que no prestan mucha atención a las “ridículas etiquetas” en los alimentos de sus propios negocios.

Filed under: Salud, Sociedad | Posted on October 18th, 2018 by admin

Comments are closed.

Categories

Recent Posts

Archives

Copyright © 2018 Colin D Gordon. All rights reserved.