El Gallo Rampante: La Creciente Influencia de China En La Economia Britanica:

Hay un proverbio chino que aconseja: “Cuando quiera probar la profundidad de un arroyo, no use ambos pies”.

Sin embargo, la República Popular parece haber prescindido de tanta cautela en sus relaciones con el Reino Unido. Como ha informado el periódico “China Daily”, el apetito de las empresas chinas por adquirir activos británicos ha continuado sin disminuir a pesar de la supuesta incertidumbre causada por el voto de Brexit el 24 de junio de 2016.

A partir de entonces, según el periodista Dai Tian, ha habido ocho grandes inversiones chinas  en el Reino Unido, entre ellas: La compra por el grupo Dalian Wanda del operador de cine más grande de Europa, Odeon & UCI, la adquisición del club de fútbol Wolves en Inglaterra central por el conglomerado Fosun para £45 millones y la decisión de la Compania de Construccion Sichuan Guodong de bombear encima de £1 mil millones en la ciudad nortena de Sheffield durante los próximos 60 años.

El Daily Telegraph ha estimado que más de 500 empresas chinas (sin incluir las de Hong Kong que ya estaban establecidas aquí antes de que el territorio fuera transferido a China en 1997) tienen inversiones en Gran Bretaña y al diario le preocupa de que este “enfoque exclusivo en la economía” ha restringido la capacidad de Gran Bretaña para expresar sus opiniones sobre temas tales como los derechos humanos.

El columnista de The Guardian, Rob Davies, ha observado que en los últimos años, China ha gastado más en el Reino Unido (alrededor de £ 29 mil millones) que en Alemania, Francia e Italia combinados. Este dinero se ha puesto en “todo, desde los mejores bienes raíces de Londres a los bancos y clubes de fútbol, además de las marcas británicas tradicionales, como Weetabix (60% propiedad de Bright Foods de Shanghai), Pizza Express (comprado por Hony Capital por £900 millones), la tienda de juguetes Hamleys en Regent Street (vendida a la firma de calzado C. Banner Internacional por £100 millones) y la cadena de grandes almacenes ,House of Fraser (89% propiedad de Nanjing Cenbest). La Corporación de Inversiones de China ha conseguido una participación de 10% en Heathrow Holdings, un 9% de Thames Water y un 1% de Diago, el fabricante de la cerveza negra  Guinness y el whisky Johnnie Walker, mientras que el club de golf Wentworth en Surrey ahora pertenece al  Grupo  tailandes-chino Reignwood.

Davies ha señalado que “las campanas de alarma han comenzado a sonar” en la comunidad de inteligencia británica con respecto a la propuesta de la 30% participación de China en el proyecto  del planta nuclear Hinkley, lo que podría dar a Beijing “el potencial de interrumpir el futuro suministro de energía nuclear de Gran Bretaña”. Hay también inquietud acerca del entusiasmo de la compañía china de telecomunicaciones Huawei, para expandirse en el Reino Unido. En opinión de Davies, los chinos no invierten aquí por afecto hacia Gran Bretaña, sino sobre todo para sus esperadas ganancias financieras y porque les gusta el estable sistema regulador y legal del Reino Unido “.

El corresponsal deportivo del periódico The Sun, Tom Barclay, no se preocupa en absoluto de que “los super-ricos de China estén tomando control del fútbol inglés”. Por el contrario, ha declarado que “esta invasión amistosa debe ser acogida con brazos abiertos porque trae consigo verdadera pasión y mucho dinero a nuestro juego”. La gran parte del fútbol en Inglaterra central está ahora bajo dominio chino tras las recientes adquisiciones de Aston Villa, West Bromwich, Wolves y Birmingham y “es probable que este numero subira debido a los consorcios del Lejano Oriente vinculados a Sunderland y Hull”. Una excepción es Middlesborough FC en el noreste: Su presidente, Steve Gibson, ha rechazado una oferta de £50 millones por Chien Lee, propietario del club de futbol francés, Nice.

Ninguno de estos factores parece haber disuadido a las aproximadas 50.000 personas que se congregaron en el West End de Londres el pasado domingo 29 de enero para participar en las Celebraciones del Año Nuevo Chino. Como los organizadores, la Asociacion de Chinatown Londinense (LCCA) enfatizo en su publicidad anticipada, el evento marcó “la llegada del Año del Gallo”, que representa la lealtad, el coraje, la calidez y la perseverancia incansable de excelencia (aunque el gallo está retratado como “pugnaz” en algunos diccionarios). Los momentos mas destacados del día que siguieron al desfile de inauguración a las 10 de la mañana fueron la “Danzas del Dragón y del León Volador” en el escenario de Trafalgar Square, el Show del Festival Primaveral, el conjunto de tambores de Hong Kong , el teatro de marionetas de Guangdong  y un recital de opera cantonesa, concluyendo con un espectáculo de pirotecnia y luces en Trafalgar Square.

“Londononline.co.uk” denota Chinatown como el nombre informal para las calles alrededor de Gerrard Street, justo debajo de Soho en los tres bloques entre Leicester Square y Shaftesbury Avenue – pero también observa que pocos de los 60.000 habitantes chinos de Londres en realidad viven allí. El LCCA proclama el área como “un desbordante destino cultural, hogar de más de 100 diferentes restaurantes, bares, cafés, tiendas, auténticos supermercados asiáticos y una variedad de 20 deliciosas cocinas regionales.

Sin embargo, el Evening Standard ha pronosticado que el barrio chino de Londres “podría desaparecer en cinco años” debido a que los restaurantes orientales están siendo “exprimidos por el aumento de los alquileres y los desorbitados precios inmobiliarios”. El Guardián ha igualmente advertido que la zona podría estar en “un gran  problema” y que los “encantos de Chinatown no necesariamente caben en una ciudad donde la renta anual puede costar £ 838 por pie cuadrado”.

Ambos periódicos han citado el caso de Jon Man, cuyos padres emigraron desde Hong Kong en los años 50: El alquiler para su restaurante en la calle de Wardour ha crecido de £ 66.000 pa a £244.000 pa en los últimos 17 años. El critica la carga de congestión y la falta de aparcamiento: “Aquellos que vienen para el teatro, en vez de quedarse despues para una comida, se dan prisa para coger su tren o bus. La renta ha subido, mientras nuestra facturación se ha reducido “. La respuesta de Shaftesbury PLC”, cuyo portfolio inmobiliario incluye 575 propiedades en Carnaby Street, Covent Garden, Soho ,Charlotte Street y Chinatown? “Las subidas de alquileres son sólo una reacción a las fuerzas del mercado. Hay una gran cantidad de restaurantes, chinos o de otro tipo, dispuestos a instalarse y pagar los precios más altos “.

Filed under: Musica y Danza, Politica | Posted on February 3rd, 2017 by admin

Comments are closed.

Categories

Recent Posts

Archives

Copyright © 2020 Colin D Gordon. All rights reserved.