“Un Dolor de Cabeza”: El Reino Unido “La Capital Europea de Indemnizacion”:

Si accidentalmente se quema su pulgar en un plato de sopa caliente en un restaurante de autoservicio, quién tiene la culpa: Usted o ellos? La mayoría de nosotros nos culpariamos . Pero no el hombre a quien esto ocurrió en el Victoria & Albert Museo y que se le  pago £400 por su “lesión” al afirmar que la barra de comida había sido desatendida.

En otro caso descrito por el “Daily Mail” como “increíble”,una mujer que “cayó en una fosa mientras si autorizacion entrò en el Castillo de Carlisle a las 2 am y sufrió lesiones en la pelvis y la cadera” recibio £15.000 de la organización de caridad “Patrimonio Inglés” y que  también cubriò  sus gastos legales de £37.250.

Estos son sólo dos ejemplos de lo que se conoce como la “cultura de la compensación”, un fenómeno que se remonta a 1992 en los EE.UU., cuando una señora mayor, Stella Liebeck, le fue “otorgado $ 2.9 millones en daños y perjuicios por un jurado, por habersele derramado  una taza de café caliente de McDonald’s en sus rodillas, quemando sus piernas “.

De acuerdo con los abogados JMW en Manchester, las grandes compañías de seguros dicen que estan obligadas a subir los precios de sus primas debido a las “frívolas reclamaciones”, que con frecuencia son fomentadas por “abogados de honorarios de porcentaje” que se hacen cargo de todo tipo de casos sin importar sus méritos “. El periodista de The Guardian, George Monbiot, sin embargo, rechaza este argumento como una manera por las aseguradoras de justificar los continuos aumentos en sus tarifas.

Como el escritor Jess Brown señaló en “ScamWatch” en diciembre, hay mucho dinero que se hará de las demandas por danos corporales. Alrededor de 825.000 por año, de ellos se refieren a incidentes de automovilistas, de los cuales 540.000 (70%) son de “traumatismos cervicales”. Esto se compara con 47% en Alemania , 32% en España y sólo el 3% en Francia. De acuerdo con la Asociación de Aseguradoras Británicas, los traumatismos le cuestan al sector £2 mil millones al año y por lo tanto ” añaden £90 a cada póliza de seguro de automóvil”.

Jess Brown describe  el Reino Unido como “el hogar de una enorme industria de gestión de reclamaciones, cuyo objetivo es persuadir a todos los que han estado involucrados en un accidente  ( y algunos que no lo han estado) de entablar una demanda contra la persona culpable o, en la mayoría de los casos, su aseguradora “. Un problema particular para los “conductores inocentes”, nota “moneysupermarket.com”, es cuando el automovilista del frente,  de repente frena  (por lo general en una rotonda), causando una colisión y a continuación presenta una denuncia de “traumatismo cervical” – a menudo “para más pasajeros de los que estaban realmente en el vehículo en aquel momento”. Este tipo de fraude se conoce como “Chocar por dinero”.

Un caso notorio, citado por la empresa “1st Claims”, implicó un “ladrón que organizo cerca de 100 accidentes automovilísticos para estafar a las aseguradoras y gano alrededor de £46.000, que financió un lujoso estilo de vida para él y su novia”. Finalmente, fue capturado y condenado a cuatro  años y medio de cárcel. Otro “caso alarmante”, informo The Guardian, que fué recientemente concluido. En septiembre 2012, un Ford Fiesta chocó con un “autobús de fiesta” en una rotonda en Crewe a una velocidad (insistió la compañía de seguros Aviva) de menos de 10 mph. Todos los 46 pasajeros presentaron reclamaciones de indemnización, que Aviva disputo sobre la base de que “el impacto fué demasiado leve para haber causado cualquier perjuicio”. A pesar de que 23 de los pasajeros designaron abogados para actuar en su nombre, al final todos los casos fueron retirados”.

Muchas de las contusiones  cervicales son, por supuesto, totalmente genuinas y causan serios problemas físicos . El sitio web de la”Asociación de Tecnología” explica que cuando un vehículo es golpeado por otro por detrás, los torsos de los pasajeros son lanzados hacia delante, pero la cabeza se queda atrás, causando una distension excesiva del cuello: “Este efecto es más severo si los reposacabezas son muy bajos y colocados demasiado atras, como son en muchos coches “. Aunque puede que no haya signos iniciales de cualquier daño a los ligamentos del cuello, éstos se harán más evidentes al día siguiente del accidente.

Como “1st Claims” enfatiza, muchos estafadores carecen de conocimientos médicos sobre el “traumatismo  cervical”, exageran sus síntomas y por eso no tienen éxito en su reclamo. Simplemente declarando que  “me duele el cuello” no será suficiente: manifestaciones obvios, tales como “un espasmo muscular, inflamación, un limitado movimiento del cuello y la fijación de las articulaciones vertebrales no pueden ser fácilmente falsificadas” El médico sabrá si o non son verdaderas lesiones”.

Nuevas normas del gobierno con respecto al derecho de compensación  para lesiones cervicales – observo Jess Brown – entraran en vigor en 2017. A la espera, sugirio, cualquier persona implicada  en un accidente de circulacion, debe tomar fotos en su teléfono móvil para grabar el alcance de los daños y también para comprobar quien estaba presente en el otro coche.  Eso va a “ayudar a prevenir una reclamacion por lesiones a personas que estaban muy lejos de la escena del hecho”.

Mientras tanto: La mejor manera de evitar ser atrapado por estafadores de “choques por dinero” es “dejar suficiente distancia entre usted y el coche delante”.

Filed under: Salud, Sociedad | Posted on February 12th, 2016 by admin

Comments are closed.

Categories

Recent Posts

Archives

Copyright © 2020 Colin D Gordon. All rights reserved.