Mas Conciertos y Menos Burocracia: Cambios Inminentes En Las Licencias Para Musica En Vivo:

Actualmente, si acude a un bar, pub o restaurante del Reino Unido que anuncie “Live Music”, ¿qué es lo que encuentra? En muchos casos, probablemente hallará un solista tocando la guitarra, acompañado de pistas pregrabadas. Existen razones prácticas y económicas para ello: un solo músico ocupa meno espacio y es mas barato que una banda con tres o cuatro integrantes – algo a tener muy en cuenta por los negocios en estos tiempos de crisis. Ademas, hay un factor disuasivo adicional: según las disposiciones de la Ley de Licencias de 2003, los pubs que quieran emplear más de un intérprete para entretener a sus clientes han de obtener una autorización de la autoridad local. Tales restricciones han sido  cada vez más objeto de criticas – y no sólo desde dentro de la industria de la música. En un artículo publicado el 7 de septiembre en “The Guardian”, el periodista Dan Sabbagh informó de que el Gobierno “tiene como objetivo estimular la música popular, permitiendo que los bares presenten conciertos sin licencia”. También señaló que los miembros del comité parlamentario para la cultura, medios de comunicación y deporte ya han recomendado que los locales con capacidad para 200 personas o menos no deben ser obligados a solicitar permiso para ofrecer música en directo. Les preocupa especialmente que muchas de las limitaciones vigentes (descrito por el presidente del comité, John Whittingdale, como “innecesariamente draconianas” o “simplemente absurdas”) están frenando a jóvenes músicos “que a menudo tienen su primera oportunidad en estas actuaciones personales en pequeños lugares como los pubs”. Por otra parte, como han señalado Sabbagh y el sitio web “The Drum”, las trabas burocráticas introducidas por la Ley de Licencias del 2003 han causado una reducción del 5% en la difusión de música en pubs y clubes.

Esta disminución podría ser rápidamente revertida si la propuesta de liberalización del sistema de licencias de música (iniciado por el Liberal-Demócrata Lord Clement-Jones), siendo legislada en este momento en el Parlamento, se convierte en ley a principios de 2012. El Ministro de Turismo y Patrimonio, John Penrose, ha reconocido en su “Evaluación de Impacto” (IA) que algunas de las regulaciones existentes de entretenimiento estan “muy confusas”.  Por ejemplo, “se necesita una licencia si quiere montar una ópera, pero no si quiere organizar una carrera de ‘stock-car’. Un dúo de musica folklorica en la esquina de un bar de una pequena poblacion necesita permiso, mientras que la transmisión de un partido de fútbol de Inglaterra en pantalla grande en un concurrido pub en el centro de una ciudad no lo requiere. Las distinciones son inconsistentes, ilógicas y caprichosas”.

El documento IA (publicado por el Departamento de Cultura, Medios y Deporte: DCMS) subraya que el objetivo de la intervención del Gobierno es la de deshacerse de “los requisitos excesivamente restrictivos y onerosos” de la Ley de 2003 y “estimular la actividad de grupos de la comunidad y otras partes de la Gran Sociedad “, eliminando las barreras que les disanimen de eventos de entretenimiento local, como teatro, música en vivo y deportes bajo techo. El DCMS, sin embargo, también deja claro que el Gobierno tiene la intención de mantener las leyes de licencia vigentes para el boxeo, la lucha libre y cualquier evento de entretenimiento en el que la audiencia sea de 5.000 personas o más. El proceso de consulta por el que las organizaciones interesadas fueron invitadas a presentar sus observaciones terminó el 3 de diciembre. Hasta esta fecha, el “UK Music”  tenia disponible en su sitio web sugerencias de cartas y plantillas para los musicos (“Soy cantante / trombonista / pianista / guitarrista…Es difícil saber dónde se puede y dónde no se puede tocar”) y también para los propietarios o gerentes de pubs, bares, cafeterías y restaurantes quienes quisieran escribir directamente a John Penrose para expresar apoyo a su plan para abolir los elementos más perjudiciales de la Ley 2003.

El Consejo de Wandsworth también alentó a sus residentes a enviar sus opiniones – pero por la razón opuesta: Esta (así como el Consejo de Kensington y Chelsea) totalmente en contra de leyes de concesión de licencias menos severas, partiendo del hecho que los 500 bares y pubs en su municipio “podrian organizar conciertos, bailes y concursos de karaoke quando decidan, no estarían sujetos a las normas de seguridad adecuadas y no habría ningún control sobre los niveles de ruido u horas de operación”. El “Live Music Forum” ha respondido mediante la descripción de estas objeciones como “un disparate histérico, erroneo y alarmista de lo peor”.

Filed under: Musica y Danza, Sociedad | Posted on December 17th, 2011 by admin

Comments are closed.

Categories

Recent Posts

Archives

Copyright © 2020 Colin D Gordon. All rights reserved.