El Papa En La Gran Bretana: Benigna Indiferencia o Declarada Hostilidad?

A uno de los principales comediantes de televisión britanica se le atribuyó recientemente la siguiente afirmación: “Creo en Dios, sólo que no confío en nadie que trabaje para El”. Aunque esto era (supuestamente) una broma en aquel momento, hay indicaciones claras de que muchas personas en la Gran Bretaña comparten esta visión y son, por consiguiente, menos que entusiastas sobre la inminente llegada del Papa Benedicto XVI al país. El tour comenzará el jueves 16 de septiembre con una Bienvenida de Estado, a cargo de la Reina, en el Palacio de Holyrood House, en Edimburgo. El Papa tiene una serie de compromisos en Londres el próximo día, que incluyen una “charla fraternal” con el Arzobispo de Canterbury, Dr. Rowan Williams (Jefe Religioso de la Iglesia Anglicana) en el Palacio de Lambeth, seguido de “reuniones de cortesía” (el  sábado 18), con el Primer Ministro, David Cameron, su suplente, Nick Clegg y la Lider Provisional del Partido Laborista, Harriet Harman. Esa misma noche, el Papa encabezará una “vigilia de oración” en Hyde Park. De acuerdo con el periódico “The Sunday Times”, los tickets para este “evento público clave” no se han vendido. Niños de escuelas a traves de Londres, dicen, están siendo “arrastrados” para llenar los espacios vacíos anticipados..

Un estudio conducido por la organización “Theos” ha revelado que el 79% de los británicos no tiene “ningún interés personal” en la visita y que el 77% se opone a que los fondos públicos se usen para ayudar a reunir los costos que la visita acarrea, que ahora se calculan en unos £15 millones. El domingo 19, el Papa tomará un helicóptero desde el parque de Wimbledon hasta Birmingham, donde beatificará el Cardenal John Henry Newman del siglo 19o; almorzará y sostendrá conversaciones con los Obispos de Inglaterra, Escocia y Gales antes de abordar, más tarde, su vuelo de regreso al aeropuerto de Ciampino, en Roma. En su columna del 6 de septiembre del “Evening Standard”, el periodista Sam Leith, describió este escenario como sin sentido, careciendo valor comercial, estratégico, cultural o científico para el Reino Unido. El escritor declaró que “El Vaticano pretende ser una nación. Tratarla tal nos hace parecer estúpidos”. Como parte del programa del Canal 4 TV coordinada para coincidir con la llegada del Papa, la siempre franca cantante irlandesa, Sinead O’Connor, (según “The Guardian”) exigirá la renuncia de Benedicto XVI. En su opinión, el catolicismo ha “caído en descrédito precisamente por la actuación de quienes lo manejan”. 

El Gobierno británico ha tenido que movilizar miles de policías para asegurarse de que el itinerario papal previsto en el Reino Unido marche sin ningún inconveniente. Dos conocidos autores ateos – Richard Dawkins y Christopher Dawkins- han propuesto que el Papa debería ser sometido a un “arresto ciudadano” por haber (supuestamente, mientras fue el Arzobispo Ratzinger) encubierto el extendido abuso de niños por el clero católico en los Estados Unidos y Europa. Mientras tanto, una gran marcha bajo el lema “Protesta Contra El Papa”, ha sido planeada para el sábado 18 de septiembre, aunque los organizadores han asegurado al Arzobispo de Southwark, Peter Smith, que no disturbaran la misa al aire libre que comenzará a las 6.15 pm, en Hyde Park.

Las últimas estadísticas disponibles indican que, globalmente, el Cristianismo aún tiene el más alto número de adeptos: un estimado de 2.1 billones (33% de la población mundial). Esta categoría comprende no sólo miembros de las Iglesias Católica, Protestante y las Ortodoxas del Este, sino también otras como la Pentecostal, Evangélica, Cuáquera y de los Testigos de Jehová. Segundo en la clasificación está el Islam, con 1.5 billones de fieles (33%), seguidos de los “No religiosos” (Humanistas, ateístas y agnósticos), con el 16% (1.1 billones), Hinduismo con 14% (900 millones), la religión tradicional china, con 6% (394 millones), el Budismo, 376 millones y el “Sijismo”, con 23 millones. En el Reino Unido, 72% (casi 42 millones) de aquellos que completaron el censo nacional de 2001 “se identificaron a sí mismos como Cristianos”, aunque otros 9 millones (15%) – incluyendo 390,000 que se hacen llamar “Jedi Knights” – fueron clasificados como “no religiosos”.. Hay casi 1.6 millones de musulmanes (3%), 559,000 Hindúes (1%), 336,000 Sijs (0.6%) y 267,000 Judíos (0.5%). Estas cifras, sin embargo, han resultado ser imprecisas, en parte porque desde entonces la demografía ha cambiado sustancialmente, pero también porque no especifican hasta qué punto las personas interpeladas participan activamente en la fe que declaran. 

El documento “Tendencias Religiosas”, publicado por “Christian Research”, ha concluido que la asistencia a la iglesia en la Gran Bretaña está disminuyendo rápidamente y que “La Iglesia de Inglaterra, el Catolicismo y otras denominaciones  se transformarán pronto en algo financieramente inviable”. Anticipan que en 2030, el número de Iglesias Anglicanas en la Gran Bretaña bajará a 10,000 con una asistencia promedio de 35 personas y que por 2050 solamente 0.9 millones de cristianos del Reino Unido (entre ellos, apenas 101,700 católicos) acudirán a los servicios religiosos. Como lo señala “The Guardian” en un artículo del 10 de septiembre, aunque el país conserva “vínculos culturales” con el Cristianismo, la creencia se está apagando. Bill McIlroy, miembro de la Asociación Secular y Humanista de Brighton, afirmó al periódico que “La gente aquí te mira de manera extraña si dices que vas regularmente a la Iglesia”. El  “Daily Telegraph” y el “Daily Mail” se han alarmado particularmente por las predicciones del “Christian Research” que indican que para 2035, habrá 1.96 millones de “Musulmanes practicantes” (aquellos que van sistemáticamente a las mezquitas) en Gran Bretaña, comparados con sólo 1.63 millones de “adoradores cristianos” presente en las congregaciones. .

La Iglesia de Inglaterra se desprendió de Roma en 1534, cuando el Vaticano no aceptó conceder la anulación del matrimonio al Rey Enrique VIII. Aparte del elemento político, la principal diferencia doctrinal entre las dos Iglesias siempre ha sido su interpretación de la Comunión: el Catolicismo enseña que el pan y la sangre usada durante la misa es “transubstanciada”, mientras que los protestantes la consideran como puramente simbólica. Los intentos de reconciliación entre católicos y protestantes en los últimos años han sido minados por la decisión del Papa de permitir a anglicanos casados convertirse en sacerdotes católicos. En efecto, él los está animando a cambiar de filiación si están infelices con la posición indulgente de la Iglesia de Inglaterra en relación con los derechos de los gays y las mujeres en el sacerdocio. Esto no ha resultado positivo ni para la jerarquía protestante ni para los católicos tradicionalistas. Sir Stephen Wall, un ex consejero de Tony Blair, comentó en el documental “Las Divisiones Británicas Del Papa”, de la BBC Radio 4 (9 de septiembre), que “La sociedad ha devenido más liberal y tolerante mientras que la Iglesia Católica ha devenido menos liberal y más intolerante”. Esta contradicción implícita fue ilustrada por el estudiante de la Escuela Católica San Benedicto, en Derby, quien le dijo al entrevistador de Radio 4 que “Lo mejor de ser católico es que puedes escoger la parte de la religion que mas te guste, siempre y quando veneres a Dios”. Sería prudente para el chico no decirle eso al Papa cuando visite la escuela esta semana.     

 

 

 

 

 

 

Filed under: Politica, Sociedad | Posted on September 14th, 2010 by admin

Comments are closed.

Categories

Recent Posts

Archives

Copyright © 2022 Colin D Gordon. All rights reserved.